viernes, 31 de enero de 2014

El Origen de los "Uni Muuchii " o Mochi Okinawense del Demonio

Hace unos días había leido una noticia en internet sobre el grupo llamado "Yonabaru Oba Q" que luchan para que el Shimakutuba (o uchinaguchi, el idioma de Okinawa) no se extinga ni quede en la memoria de unos pocos. Este valioso grupo está conformado por 8 mujeres, todas ya mayores, incluyendo la líder, quien es una mujer que ya tiene 85 años de edad (y de experiencia) y que van a los colegios para enseñar el uchinaguchi a los niños de Yonabaru a través de una pequeña representación teatral sobre el origen de los uni muuchii (los mochi o pasteles de arroz).
Imagen tomada de 沖縄ブログ情報マガジン
 (Okinawa Blog Jouhou Magazine)
Muuchii de beni-imo (camote morado)

Con esta pequeña pero valiosa demostración, este grupo de abuelas (o grupo de las "oba", en uchinaguchi) intentan enseñar de forma didáctica y sencilla acerca del idioma de sus antepasados. ¡Y qué mejor que las oba para enseñarnos acerca de las costumbres e historia de Okinawa!, ¿no?

Pero, por más que buscaba en internet (y en la misma website de donde obtuve la noticia), no pude encontrar la historia del origen de los uni muuchii. ¿Por qué utilizaron esta historia para enseñar algo de uchinaguchi a los niños? La curiosidad me inquietaba, así que estuve buscando en internet alguna versión en un japonés sencillo y explicado para niños (porque todavía no sé leer muy bien el japonés y no encontré ninguna versión en español o inglés de esta historia), hasta que al fin encontré no solo una, sino varias, pero al final me quedé con dos versiones. 
Otro ejemplo de muuchii (hechos con azúcar rubia o kurosato) (imagen derecha)
Los tamales de Lima (imagen izquierda) guardan un parecido asombroso con los muuchii...

Imagen tomada de Ají Limón- Peruvian Restaurant

Imagen tomada del Facebook de Okinawa Story (07/01/2014)
Dicen que esta historia es de la aldea de Ozato (al sur de Okinawa, en el distrito de Shimajiri y casi cerca del pueblo de Yonabaru), por lo que seguramente utilizaron esta historia porque es muy conocida, sobretodo oralmente, entre la gente del lugar. Y como los muuchii son muy conocidos (y disfrutados) no solo en Japón, sino también en Okinawa, ¡qué mejor que aprovechar un tema de uso diario para que nunca se nos olvide!

A continuación, les comparto una versión del origen de los uni muuchii (u "oni mochi", como se conoce en japonés y se traduciría al español como "los mochi del demonio"). Hay varias versiones, en donde se cambian los nombres de los personajes principales(*) y algún que otro detalle de la historia, pero la trama resulta ser la misma en todas.

Imagen tomada de コマ撮り日記 (Komadori Nikki)
Había una vez una pareja de hermanos que vivían en un pueblo. Eran Kanaa y su hermano mayor Taruu.

Taruu, quien era el hermano mayor, era muy perezoso y violento. Todos los días andaba peleando y libando licor. En cambio, Kanaa, su hermana menor, era todo lo contrario. Ella, más bien, le pedía a Taruu que cambiara. A pesar de las súplicas de Kanaa, la situación, más bien, fue empeorando.

La gente del pueblo y Kanaa ya le tenían mucho miedo a Taruu y decidieron irse a vivir en las montañas, muy lejos de Taruu y así fue por mucho tiempo. Taruu vivía durante el día en una cueva, de la que solo salía por las noches para irse a las montañas, en donde vivía todo el pueblo y sembrar el terror entre los pobladores. Taruu, quien al parecer se había convertido en un oni (o "demonio", como se dice en japonés), podía devorar todo aquello que se encontrara a su camino, sean animales o personas.

La gente del pueblo, ya cansada y temerosa de la situación, no sabía qué hacer.
Kanaa, quien estaba segura que ese demonio era su hermano, llenó un jarrón con sake para llevárselo a Taruu, ya que era la bebida que más le gustaba.
Con mucho miedo, se acercó a la cueva en donde Taruu pasaba el día y ya muy cerca de la entrada, sacó fuerzas y gritó: "¡Taruu! ¡Soy yo, Kanaa!". Taruu, quien ahora era un oni de grandes proporciones, salió de la cueva y viendo a Kanaa, le dijo con una voz muy profunda "Ya no soy tu hermano".

Con su mano enorme quiso coger a Kanaa, pero ella se adelantó y gritó: "¡Espera!... ¡Aquí te traigo sake!". El oni, a quien le gustaba mucho el sake, no dudó en coger el jarrón y beber todo el sake. Al terminar, le dijo a Kanaa. "¡Qué bueno! Mañana tráeme muuchii... Si no me lo traes, ¡me comeré a tí y a toda la gente del pueblo!"

Ya Kanaa no tenía dudas. Pudo confirmar que ese oni era su hermano, porque a Taruu le gustaba mucho el sake y los muuchii.
Ya en casa, Kanaa aún no sabía que hacer. "Si cumple su promesa... ¡Nos comerá a todos!...¿Qué puedo hacer?", pensó Kanaa. Pero al final, tuvo una idea.
Pasó la noche preparando muchos muuchii, amasando y escondiendo, entre la suave masa del arroz, pequeñas piedras y trozos de cerámica. Con las hojas de sannin, envolvió cuidadosamente cada muuchii.

Al día siguiente, Kanaa fue a la cueva en donde se escondía el oni, llevando consigo una canasta llena de los muuchii que había preparado la noche anterior. Convenció al oni para que la siguiera hasta un acantilado, en donde podía comerse todos los muuchi que había traído.

Al llegar al acantilado, el oni se preparó a devorar todos los muuchii y trató de engullirlos, pero se atragantó y no podía respirar. En ese momento, estando el oni indefenso y luchando por expulsar los muuchii de su boca para poder respirar, Kanaa aprovechó esos pequeños segundos y con todas sus fuerzas, empujó al oni hacia el acantilado. El oni había muerto. Y, así, fue como el pueblo pudo librarse del oni gracias a los muuchii de Kanaa.

A partir de ese día, se acostumbra a preparar los "uni muuchii" (que significa en uchinaguchi "mochi del demonio") cada octavo día del doceavo mes del calendario lunar como una manera de recordar ese trágico final, en donde Kanaa preparó muchos muuchii para poder empujar a su propio hermano al acantilado y, así, poder salvar a todo el pueblo. Como si fuera una sutil coincidencia, justamente en esos días, hace mas frío en Okinawa (¿será, como a modo de metáfora, la tristeza de Kanaa por aquella tragedia?), por lo que ese día se llama "Muuchii Biisa" (que en uchinaguchi significa literalmente "el día del mochi más frío").

Imagen tomada de たーちゅーぶろぐ
(Taachuu Blog)
Y como los muuchii lograron acabar con el oni, se considera a los "uni muuchii" como una especie de amuleto. Se cree que si los niños, especialmente, comen  los muuchii (o mochi, como se les llama en japonés), crecerán saludables y fuertes y si se cuelgan en el techo de la casa los muuchii envueltos aún en las hojas de sannin, la protegerá contra los espíritus malignos (esta costumbre de colgar los muuchii se le llama "sagi muuchii").

Ahora sí, ya mi curiosidad quedó satisfecha (al menos, por el momento...)

 
Aquí, les comparto un video del cuento "Uni Muuchii" (u "Oni Muuchii" 鬼ムーチー) (Relatado en japonés, para niños).

Y la forma de preparar un muuchii (hacer click sobre la imagen. Está en japonés, pero las imágenes son lo bastante explicativas):
http://www.okinawastory.jp/special/tokusyu_1002/0600007030.html

(Tomado de: Okinawa Monogatari. 沖縄物語)


NOTAS:
  • (*) En unas versiones, la hermana menor se llama Uta, Utagwa o Kanaa y el hermano mayor, Taruu o "Niiniin" (un término de cariño que en uchinaguchi significa "hermano mayor").
  • Este año (2014), el "Muuchii Bisa" se celebró el 7 de enero.
  • sake: licor japonés hecho a base de arroz fermentado
  • muuchii: palabra en uchinaguchi que se traduce como "pastel de arroz" (o "mochi", como se dice en japonés)

FUENTES:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada