Ir al contenido principal

Entradas

FUURUNUGAMI, EL DIOS DEL BAÑO DE OKINAWA

Okinawa convivía en armonía con la naturaleza. Los okinawenses reconocían la gran influencia y poder que tenía en sus vidas, ya sea castigándolos con desastres naturales o recompensándolos con abundantes cosechas.[1]  Creían que todo lo que existía en la naturaleza tenía esencia divina y, por lo tanto, tenían que mostrar respeto y agradecimiento.[1]
Esta adoración también se practicaba en el hogar, en donde cada ambiente tenía su propio dios. Incluso, la adoración de algunos de estos dioses llegó al Perú junto con los primeros inmigrantes okinawenses. Por costumbre y/o superstición, la adoración sobrevivió con el tiempo y algunas generaciones continuaron venerándolos en casa, aunque desconociendo su origen.
En un post anterior mencioné al Hinukan (o dios del fuego en uchinaaguchi)(*), contándoles el origen de su adoración. Esta vez, quisiera hacerlo con el Fuurunugan (o Fuurugami o dios del baño en uchinaaguchi).  En mi casa nunca mencionaron a estos dioses ni mucho menos, nos dije…
Entradas recientes

¿"LUNES DE LENTEJAS"?, NO, MEJOR QUE SEAN ""LUNES DE FRIJOLES"

Encontré un dato curioso en el libro: “Japanese Immigrant Clothing in Hawaii, 1885-1941”. Aquí mencionan una creencia similar al de los “lunes de lentejas”. 
Se dice que los japoneses relacionan a los frijoles (豆 "mame" en japonés) con el trabajo duro y la buena salud. Esta creencia incluso fue puesta en práctica por algunos issei que trabajaban en Hawaii en los años 20, quienes solían comer frijoles todos los lunes. 


Un testimonio así lo recuerda:
“[…] Una mujer me contó que un grupo de siete u ocho mujeres que tomaban su descanso de 30 minutos juntas, se esforzaban por traer algunas clases de frijoles cocidos como almuerzo todos los lunes. Apenas podían esperar para la hora del almuerzo, para que pudieran echarle un vistazo al bentou de cada una para ver qué clase de frijoles habían traído. De hecho, había una gran variedad de frijoles disponibles: frijoles rojos, frijoles de Lima, los pequeños frijoles marrones rojizos «azuki», habichuelas, frijoles de soya, frijoles neg…

Las "Chonan Bamba" (una opinión muy personal después del Obon)

Ayer fue Uukui, el último día de Obon.  Como todos los años, mis tías cocinaron para este día. Prepararon todo en su casa y por la tarde vinieron con todo ya listo y cortado, listo para emplatar. Trajeron sushi, kamaboko, tofu, nantu, todo tipo de frituras y hasta mochi. Rapidito lo pusimos en el Butsudan, siempre en número impar. No hubo rezos, solo pusimos senko e hicimos una pequeña reverencia ante el Butsudan. 

El saludo al Butsudan apenas duró unos segundos y las 2 ó 3 horas restantes que duró la visita, se pasaron en el comedor, en donde nos sentamos a conversar y comer.  Cuando ya nos despedimos, realmente, me sentía cansada, pero aquí no acabó el día. Todavía faltaba despedir a la visita más importante de ese día: mi oji. 
Puse el senko de la despedida y para no dormirme mientras esperaba a que se consumiera, me puse a “picar” lo que trajeron las tías. Después de unos minutos, llegó la hora. Traje del patio un balde con agua y lo puse al costado del Butsudan. Todo lo líquido (el…

¿Llevamos el Butsudan por costumbre o creencia? (Opinión muy personal)

Este domingo comienza el Obon para los de Naichi y para los que llevamos al estilo okinawense, recién es este 3 de setiembre. 
Pero quisiera compartirles una opinión, muy personal, que ha estado rondando mis pensamientos desde que hicimos la misa 33 de mi papá, hace solo un par de meses.  Solo imagínense, ¡hemos tenido Butsudan en mi familia desde hace más de 70 años! Y a estas alturas, me pongo a cuestionar su existencia, estando a pocos años para que cerremos definitivamente el Butsudan familiar. 
Yo, como muchos nietos de okinawenses (sansei), he crecido al lado de mi Oba y he heredado sus costumbres y creencias en torno al Butsudan, muchas veces sin siquiera entenderlas. He olvidado algunos detalles con el tiempo o simplemente las he incluido como parte de mi vida, resistiéndome a olvidarlas porque me hacen retroceder en el tiempo. La “comida de misa” y los tempura de la Oba, las reuniones familiares en Obon con los tíos y primos que no se reunían así nomas y hasta el resondrón de la…

¿Cuándo es Tanabata y Obón? Años 2016-2030 (Calendario lunar)

Comparto con ustedes un calendario (desde el año 2016 al 2030) que nos recuerda las fechas del Tanabata y Obon según el calendario lunar (y que es celebrado en Okinawa y también en los hogares de nikkei-uchinaanchu). 
En el Tanabata se acostumbra ir al cementerio para limpiar el nicho e invitar a los fallecidos para que visiten nuestros hogares en Obon. 
Bueno, como verán, no actualizo mucho este blog desde hace un buen tiempo, porque ando más en el Facebook de Jiritsu, en donde sigo publicando fotos, videos e información en general y de interés, como este calendario (para visualizarlo mejor, hacer click en la imagen).
Visítennos en Facebook :)


Lo bueno, lo malo (y lo feo) de los yutas en Lima (Una opinión personal sobre el oficio de yuta en Lima)

¿Alguien ha fallecido y hay que “armar” un butsudan? Hay que llamar a la yuta(*). ¿La economía en casa anda algo floja? La yuta nos puede ayudar. ¿Te echaron mal de ojo? La yuta te va a limpiar. ¿Sueñas con la oba fallecida? Llama a la yuta.  Para casi todo, la yuta es la solución. 
Y esto pasaba en mi casa y seguramente, en la casa de muchos de ustedes, sobretodo si son nikkei uchinaanchu y hay un butsudan en casa. Pero no es nuestra culpa, o personalmente hablando, no es mi culpa. Si buscamos a algún “culpable”, entonces sería mi oba.
Cuando vino al Perú, mi oba trajo sus costumbres, entre ellas, sus creencias sobre el “más allá” y cómo influyen en el “más acá”.  Mi oba, quien venía de un pueblo bien al sur de Okinawa, siempre decía: “Existe vida después de la muerte”. Bueno, no lo decía de esa forma, pero es lo que sus enseñanzas así reflejaban. 
Recuerdo lo que mi mamá me contó una vez. Ella era pequeña y le dijo a oba que había soñado con oji. Oba fue directo al butsudan de la casa. N…

EL ENCUENTRO DE TERUKO Y KAMISAMA

Hace unos días almorcé con la amiga de mi mamá.  Realmente, no sé cuántos años tendrá, supongo que ya llega a los 80, aunque no parece. Es tan activa que anda de aquí para allá y no hay evento nikkei en donde ella no diga "¡Presente!" Sea en actividades, misas, celebraciones... 
En fin, ella siempre está presente en todas partes y no en vano la gente la conoce como "Kamisama" (o "Dios"... porque en todos lados se aparece).  Bueno, es un apodo que la gente le ha puesto de cariño, pero claro, nunca se lo dicen de frente, siempre la llaman por su nombre: "Michan obasan". 
Ella ha sido la amiga de mi mamá desde las épocas de colegio (supongo que cuando estudiaban en Hoshi Gakuen) y ahora que mi mamá ya no está, ella me hace recordar mucho a mi mamá. Aunque, ahora que lo pienso bien, mi mamá era más delgadita, más bajita y más sedentaria... Bueno, creo que al final, todas las obachan se parecen entre sí. Creo que es el ser "obachan". 
Regresando…

“Calidez”: Una cualidad que se está descuidando en "Centenario"

Ni bien uno visita la website de la Clínica Centenario, se encuentra con un slogan que dice: “Excelencia y calidez que cuidan tu salud”. 
“Excelencia”, creo que sí. Cuenta con muy buenos médicos, de quienes destaco al Dr. Uyene o la Dra. Aróstegui o la Dra. Moreyra, entre otros, quienes atienden a mi mamá. La tratan bien, tienen paciencia y sus explicaciones y diagnósticos son claros y precisos. Creo que toda persona de la tercera edad desearía esas cualidades en un médico. 
Pero lo de “calidez”, eso sí que quisiera cuestionar. En varia ocasiones he sido testigo de quejas en “Centenario” por esa mal definida “calidez”. No por mala praxis, sino por mala atención. 
La primera vez fue en el sótano; la otra, en recepción y la última vez ha sido en Rehabilitación. Curiosamente, en todas estas ocasiones, se repetía la misma escena: pacientes quejándose por el mal trato que recibieron y sintiéndose aún más indignados porque no recibían una disculpa sincera por parte del personal. Algunas veces …