viernes, 6 de junio de 2014

Chukaro: La Palabra en "Uchinaguchi" que Resultó ser Español (Un Recuerdo Familiar)

Si bien yo crecí con mi oba, puedo decir que pasé más tiempo con mi tio. 
Él murió cuando yo tenía unos 20 años. Muchas veces era criticado cuando era joven, porque llevaba una vida un tanto bohemia. 

Pero yo, más bien, lo recuerdo (o quiero recordarlo) como yo lo veía: un “viejito” que era como mi papá. 

Una foto de mi tio que encontré, acompañado de uno de sus amigos a la salida, quizás, de alguna reunión y aprovechando la presencia de algún fotógrafo al paso, quisieron retratar su amistad.
Reverso de la foto se encuentra el siguiente sello: 
 "FOTOS GINO" 
C. Canevaro 167 - 5 
18 julio 1957 
Teléfono 39226 
LIMA PERU"



Yo lo recuerdo más, cuando ya tenía unos 70 y pico de años y solía pasar las tardes sentado en una de las mesas del cafetín de mi oba, leyendo el periódico mientras tomaba un café o fumaba un cigarrillo. 
Aunque a su esposa, que era mi tía, yo siempre la trataba de “tu”, no sé por qué con él, el trato era distinto. Siempre me refería a él como “Ud”. No me sentía cómoda tuteándolo. 
Era como si su sola presencia ya transmitiera respeto. 

En cambio, mi mamá, no lo creía así. Quizás porque ella lo conocía desde hace bastante tiempo, desde que era joven y conocía, más bien, más sus defectos que sus virtudes. 
Para metido en los ensayos de baile”, “le gusta estar con sus amigos”, “ya se acostumbró a que mi oba lo proteja”. Mi mamá, realmente, tenía motivos para decirlo. 

Mi tía, que era la hermana mayor de mi mamá, era algo distinta a él. Ella, más bien, era trabajadora y hogareña. Y las diversiones, no iban mucho con ella. 
Pero mi oba, más bien, veía en él a un hijo, a su mano derecha.
Cada vez que se refería a él, lo llamaba “Taro”, que creo que es como un nombre de cariño, porque él realmente se llamaba Sokko. 

Muchas veces, mi oba solapaba esa conducta, algo criticada por algunos familiares, seguramente pensando que “algún día cambiará”. Algunas veces compartían escenario en las diversas actuaciones que realizaba el club o el AOP(*) de aquél entonces, sea actuando o bailando algún baile tradicional. Compartían el mismo idioma, ya que en la casa familiar, los únicos que hablaban uchinaguchi eran mi oba y él. 

Mi mamá aún era una adolescente cuando mi tío se convirtió en su yerno, así que poco o nada podía interesar su opinión a mi oba. 
Mi mamá opinaba, pero a veces, tenía que hacerlo en voz baja. ¡Para qué interrumpir la armonía que había en casa! Mejor, a veces era callar; aunque de cuando en cuando, se le escapaba intencionalmente algún comentario inopinado y hasta que uno que otro apodo ingenioso. Pero, cuando uno es adolescente, ¿quién no ha sido rebelde y, de vez en cuando, suelta algún apodo contra los mayores? 

Mi mamá solía referirse a él como “Taro nisan” o sino, simplemente como “tio”, contagiada por nosotros, más que nada por mí, que siempre paraba detrás de él y con el “¡tio!” que decía cada vez que lo veía. 

Pero, había un apodo que recuerdo, aunque solo lo escuché decir de mi mamá unas cuantas veces, sobretodo cuando ella se había molestado con él. “¡Ese Chukaro…!” y terminaba la frase murmurando unas palabras que nunca pude entender. Hablaba tan bajito, que apenas podía escucharla. 

No podía molestarse abiertamente con él cada vez que mi tio hacia algo “malo”. Creo que había cierto respeto a pesar de todo. Si él decía “¡No! ¡tiene que hacerse así!”…” y mi mamá no estaba de acuerdo, ella no podía hacer mucho. 
Solo lo escuchaba y, algunas veces, le contestaba, pero siempre terminaba la conversación cuando él dejaba de hablar y ella se daba la media vuelta y regresaba a la trastienda. 

Él retomaba lo que estaba haciendo que era, mayormente, seguir leyendo el periódico sentado en una de las mesas del mostrador. Mi mamá, cuando llegaba a la sala, soltaba “¡ese chukaro…!” y le acompañaba un murmuro de palabras que creo que hasta ella misma apenas podía escucharlas.

Pero, mi oba siempre nos decía, sobretodo a los chicos de la casa, que debemos de respetar a los mayores y que los obedezcamos. “¿Y si no tuvieran razón?” “No importa, ellos saben más”. 
Por eso creo que mi mamá lo llamaba “Chukaro” a escondidas, pero solo cuando se molestaba. 

Cuando era pequeña, mi mamá me decía que “chukaro” significa una persona que es “tanchaa”, que no hace caso a nadie”. Pero, muy pocas veces usaba ese apodo. 
Los años pasaron y él ya no estaba con nosotros. Y los recuerdos que habían sobre él, eran más bien, agradables. 

Como dicen, recordar lo mejor de las personas. Ahora, cuando uno recuerda a mi tio, lo recordamos más como “Taro ojiisan” o “Taro nisan” o simplemente, como tío. Atrás quedaron los malos recuerdos o los apodos, como el “Chukaro” de mi mamá.

 “Chukaro… nandatte… ¿es uchinaguchi?”. “No…hahaha… eso es castellano” fue lo que me respondió mi mamá hace unos momentos, al mostrarle una foto que encontré en donde aparece mi tio y que, curiosamente, la primera palabra que se me vino a la mente, fue justamente "chukaro". 

Chukaro es una persona que se molesta, que no hace caso a nadie…¿cómo te puedo explicar?, ¡que es “Chukaro pues!” fue lo que me contestó mi mamá entre risas de nostalgia. ¿Castellano?" Veamos que dice el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: 
“Chúcaro: (Del quechua chucru, duro) 1. adj. Am. Dicho principalmente del ganado vacuno y del caballar y mular aún no desbravado: Arisco, bravío.” 
¡Cómo es la vida! En aquellos tiempos nunca se me ocurrió buscar el significado de "chukaro" o, mejor dicho, "chúcaro" en algún diccionario. Siempre creía en todo lo que me decían los mayores y eso me bastaba. Hasta ahora, que descubrí que "chukaro" no es una palabra en uchinaguchi, sino castellana (o español con orígenes quechuas, propiamente dicha). 
Pero creo que esa confusión es algo normal, sobretodo si en una casa se entremezclan palabras okinawenses "parecidas" como "Chokuyu", "champuru", "chimu"...¿Y por qué no podía ser también "chukaro", no? 


(*) Yonabaru Club de Perú, AOP (Asociación Fraternal Okinawense o Asociación Okinawense del Perú)

Uchinaguchi= idioma de Okinawa
Chokuyu = nombre propio de hombre
Champuru= comida okinawense hecha a base de tofu y balsamina
chimu= "corazón" en uchinaguchi

FUENTES:
Diccionario de la Real Academia de la Lengua 
http://buscon.rae.es/drae/srv/search?val=ch%FAcaro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada