lunes, 8 de julio de 2013

Esclavos Japoneses en el Siglo XVI en el Perú: Caso México y Perú

Hoy mientras estaba redactando otro post para el blog, encontré de casualidad un artículo que me pareció muy interesante, y aunque el caso es de México, tiene mucha similitud con lo que pasó en el Perú. 

(HACER CLICK EN LA IMAGEN PARA VERLA MÁS GRANDE)





Versión en inglés del artículo
Versión en japonés del artículo
Para ver el enlace donde se puede descargar el artículo original (en inglés y japonés), hacer click aquí.

El artículo que encontré fue publicado el pasado 14 de mayo de este año en The Japan News (la edición en inglés de Yomiuri Shimbun) y en donde informa sobre el descubrimiento de un nuevo documento que registra la llegada de japoneses a México como esclavos en el siglo XVI. Lucio De Sousa, investigador de la Universidad de Evora en Portugal y Mihoko Oka, profesora adjunta del Instituto Historiográfico de la Universidad de Tokyo descubrieron este documento entre los Archivos de la Inquisición de los Archivos Generales de la Nación en México. El documento en cuestión, es parte del interrogatorio que se le seguía a un comerciante portugués llamado Pérez y quien tenía en su poder a tres esclavos japoneses, quienes también fueron registrados como testigos ante la Inquisición antes de 1600.  En este documento figura el nombre “Gaspar Fernandez. Xapón”.
Vista del documento en donde aparece "Gaspar Fernandez. Xapon"

Se tiene registrado que Gaspar, así como Miguel y Ventura (los otros dos nombres que también aparecen con la palabra “xapón” al costado), fueron esclavos que habían sido comprados por portugueses y traídos a México. En el caso de Gaspar, nació en Bungo (ahora, prefectura de Oita) y fue vendido por un mercader japonés a un portugués llamado Pérez por un valor de siete pesos, bajo un contrato firmado en Nagasaki en 1585, cuando Gaspar tenía 8 años. Se cree que trabajó en la casa de Pérez como sirviente, pero no se conocen mayores detalles, así como la vida de Ventura, otro de los esclavos mencionados. Sobre Miguel, el tercer esclavo, se sabe que fue comprado por Pérez a un comerciante de esclavos portugués en Manila en 1594. Una vez que Pérez fuera arrestado por haber sido acusado de practicar el judaísmo de forma secreta en 1596 en Manila, al año siguiente toda su familia, incluyendo a sus esclavos japoneses, tuvieron que viajar de Manila a Acapulco (México) para asistir a una segunda ronda de interrogaciones ante la Inquisición. De este modo, estos tres esclavos fueron inscritos como esclavos de Pérez en el registro de la Inquisición. Ante la audiencia, Gaspar y Ventura testificaron sobre las prácticas religiosas de Pérez y posteriormente apelaron ante las autoridades de que no eran esclavos y así fueron puestos en libertad. En este mismo artículo, se menciona sobre la existencia de información que afirma la venta de esclavos japoneses en Sudamérica en el año de 1596, pero se desconocen los detalles. 

El caso es de México, pero se resalta el paralelismo que puede surgir con el caso de Perú, puesto que también hubo un caso parecido por la misma época (siglo XVII), aunque en el caso de Perú casi pasa desapercibido el hecho de que hubo japoneses residentes en el Perú en la época colonial en calidad de esclavos, quedando, bajo conocimiento general, que la inmigración de esclavos al Perú solamente estuvo circunscrita a los africanos y chinos, pero que bajo la inspección de estos documentos, afirmarían lo contrario.

En el Perú, existe el Grupo de Estudio e Investigación: Presencia de los Japoneses en el Perú. Siglos XVII-XX" del Instituto Riva Agüero de la Universidad Católica del Perú, que al igual que sus contrapartes De Sousa y Oka, investigan la presencia japonesa en el siglo XVI en países de América, y en este caso, en Perú y a través de documentos e investigaciones demuestran que realmente hubo presencia japonesa en el Perú colonial, y en este caso, que hubo algunos japoneses que fueron registrados como esclavos en el Perú.

Así, de acuerdo a una entrevista que le realizaron en un diario de la colectividad peruano-japonesa (Peru Shimpo, miércoles 26 de junio del 2013) este Grupo nos muestra el caso de Francisco, el primer niño japonés que nació en el Perú en 1606 , y quien, según las palabras de José Antonio del Busto (historiador peruano) “fue un hijo legítimo de Tomás de 28 años, indio de la India de Portugal, que dijo ser del pueblo de Goa de Casta Japón, que tenía el rostro herrado, y de Martha, india japonesa también de dicha India de Portugal y de casta Goa. Ambos esclavos de Don Giussepe de Rivera y Dávales, nieto de Nicolás de Rivera el viejo, conquistador del Perú)”. También se destaca que en el Perú ya existían “20 indios xaponeses", tal y como lo atestiguan el Padrón de Indios realizado en 1613.  O también el caso de otro "indio xapón" llamado "Francisco", quien vivió en Córdoba (Argentina y que anteriormente pertenecía al Virreinato del Perú) y fue vendido como esclavo bajo un protocolo notarial de compra venta del 16 de julio de 1596.

Así vemos, que la primera inmigración japonesa no fue en 1899 como generalmente se afirma, que es cuando vino la primera oleada de trabajadores japoneses bajo contrato de trabajo al Perú, sino que se remonta a muchos años atrás, incluso al siglo XVII. La primera inmigración japonesa al Perú, sea que haya sido masiva o no, o que haya sido bajo condiciones de contrato laboral o de explotación o de servidumbre, no puede descartar el hecho de que también hubo esclavitud o servidumbre entre los primeros japoneses al Perú, un hecho que se consideraba que solo era para los primeros inmigrantes negros o chinos.

Tomando el caso de De Souza y Oka, ¿cuántos datos históricos existirán entre los miles de documentos, archivos o libros de la época en el Perú que pasan desapercibidos y que nos pueden ayudar a reconstruir nuestra historia? Puede ser que en los lugares menos pensados, podemos encontrar algún dato perdido.

FUENTES:

   

2 comentarios:

  1. it's wonderful! I am just wrinting an thesis about japanese migration to peruvian Amazon and then to Brazil in the early 1900's. I would like to get in touch with the researches group. fneto21@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi anonymous!
      According to De Sousa and Oka (who is also the wife of Lucio De Sousa), the results of these would be published soon. Unfortunately, I do not have their contact email

      Eliminar