miércoles, 27 de julio de 2011

4 SIGNIFICA "MUERTE"; PERO 444, ¡FELICIDAD!

Ayer me acordé de un chiste que hace muchos años atrás había leído sobre un okinawense que llegó al Perú, quien sin saber nada de español, toma un taxi. Después de recorrer varias calles, se dio cuenta que ya estaba muy cerca de donde quería bajar. Se acerca al taxista y le dice que quiere bajarse (en japonés): “¡Kochi tomare!”. Naturalmente, el okinawense se bajo del taxi con un ojo morado. (Y aunque no lo crean, "kochi tomare" no es una invención, es japonés, porque "kochi" こち viene de "koko" ここ que significa "aquí" y "tomare" 止まる es "detenerse".)

Como este, hay tantos ejemplos de frases que coinciden con otras en otros idiomas, en donde se juega mucho con la fonética (por ejemplo, la similitud de sonidos) o la semántica (por ejemplo, los casos de palabras con doble sentido, como en el chiste que hemos visto) para crear situaciones jocosas o simplemente, utilizarlas como recursos estilísticos. 

En el caso del español, seguramente habremos escuchado muchos ejemplos en donde se puede jugar con las palabras (ya sea en el sonido, forma o significado), y en el japonés (así como en todos los idiomas) también se hace lo mismo, solo que en el caso del japonés, este juego de palabras se refleja mucho en las supersticiones. (Este juego de palabras al que me estoy refiriendo se denomina paranomasia en el mundo de la literatura, en donde se usan palabras con sonidos iguales o parecidos pero cuyos significados son totalmente distintos).

El pueblo japonés es muy supersticioso y refleja la influencia que tiene la religión en la vida cotidiana, y es en el idioma en donde podemos apreciarlo claramente. Estas supersticiones se centran en el término “muerte” y términos relacionados a éste.

Por ejemplo, el número 4 es considerado en Japón como un número de mala suerte, porque el 4 se lee en japonés “shi” 四, que es similar al kanji de muerte (shi) 死, y por eso se evita, por ejemplo, colocar 4 piezas de sushi en un plato; y ahora se prefiere pronunciar el 4 como “yon” en lugar de “shi”. Al igual que el 4, el 9 también tiene una connotación negativa. El sonido del 9 es "ku" , (y ahora se prefiere pronuciarlo como “kyu”), que se asemeja a "ku" 苦, que es dolor, sufrimiento.

Por eso muchas veces he escuchado que es un mal augurio vivir en una casa cuya denominación sea 4, es decir, si sumamos todos los números de la numeración de una casa hasta llegar a un solo dígito y coincidentemente es 4, nos dicen que la casa está más propensa a males. Por ejemplo, si la numeración de una casa es 346, se suma cada dígito hasta llegar a uno solo, así 3+4+6= 4.

Pero no solamente se ve a estos números aislados como portadores de mala suerte o infortunios, sino que si se unen con otros números (aunque no sean ni el 4 ni el 9) que al pronunciarlos juntos nos recuerdan a frases funestas, los japoneses prefieren evitar dichos números o frases; por ejemplo, en los hospitales se evitan todos aquellos números que al pronunciarse se asemejan a los términos "muerte" o "dolor", mayormente combinaciones con 4 y 9.

En el caso de la combinación de números que se tratan de evitar, tengo aquí una pequeña muestra (lo que está en paréntesis, muestra la pronunciación en japonés):

- 24: ( 二十四 ni jyuu yon/ ni jyuu shi), significa "muerte doble" si lo leemos como "dos cuatro", es decir, "ni shi".
 
- 33: (三十三 san jyuu kyuu), pero si lo pronunciamos como “tres tres” en japonés sería “san zan”, que significa también 散々"penoso", "terrible".
- 42: (yon jyuu ni): que es un caso parecido al 24.
Para quienes están aprendiendo japonés, seguramente encontraran ciertas dificultades para memorizarse algunos contadores (números para contar objetos planos, objetos alargados, papeles, etc.) porque el 1, por ejemplo, se pronuncia "hitotsu", "ippon", etc. y todos significan "1" y en el caso del 4, hay un ejemplo supersticioso, cuando hay 4 personas no se dice "shi nin", sino "yo nin", porque "shinin" 死人 significa "cadáver".

- 43 (shi zan) 死産, que significa "nacimiento de un niño muerto", "no nacido", y por esto, este número tiene un significado malo en una maternidad.

- 49: (yon jyuuku/ shi jyuuku) 四十九, que no solamente significa “49”, sino que su pronunciación se parece a la frase: “morir con dolor”.

Pero no todo son números negativos, sino también existen números de la buena suerte. Por ejemplo, el numero 8 es considerado el más auspicioso, puesto que se escribe así: (hachi), lo que hace recordar la forma triangular de una montaña, símbolo de buena suerte en Japón.

El número 4 también llega a convertirse en un número de buena suerte, pero solo si juntamos tres números 4, es decir: 444, eso se dice en japonés しを合わせる” (juntar el 4”)suena muy similar a shiawase 幸せ, que significa felicidad o buena suerte.


El número 7 también es considerado de buena suerte, puesto que se deriva de la creencia en los siete dioses de la fortuna, denominados "Shichifukujin" 七福神. 

Así vemos como las supersticiones influyen no solo a los objetos (por ejemplo, gatos negros, espejos rotos, etc.) sino también a los números. Y estos números considerados de mala suerte influyen en casi todos los aspectos de la vida del pueblo japonés y vemos, por ejemplo, los famosos "yakudoshi" 厄年, que son las edades críticas en las que las personas deben tener más cuidado. Por ejemplo, cuando el hombre cumple 25, 42 y 61 y la mujer, 19,33 y 37, se dice que debe cuidarse más porque está más propenso a enfermedades, accidentes o infortunios. Aquí vemos que varios números considerados de mala suerte, son considerados también como edades críticas.


Para saber un poco más:

1 comentario:

  1. jajaja 444 felicidad se las intercambio por la peor racha que hayan tenido en su vida

    ResponderEliminar